Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-9
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-2
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-4
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-3
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-6
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-5
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-7
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-8
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-10
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca-11
Birdwatching-matarrana-Ebro-camping-portmassaluca

Birdwatching (avistamiento de aves) en el Matarraña

El avistamiento de aves, también (birdwatching), es una de las prácticas eco-turísticas en pleno auge, en estos momentos. Consiste en realizar salidas, solo o en grupos, con el fin de observar aves en su medio natural. Y entre esos lugares de ensueño para disfrutar de un canto o perderse en un vuelo nos encontramos con el Matarraña. Sin lugar a dudas, uno de los enclaves más relevantes para los ornitólogos profesionales y/o aficionados; también el lugar ideal para iniciarse, en familia, al apasionante mundo de la ornitología. El entorno natural del Matarraña y su diversidad ambiental brindan la oportunidad de aprender y divertirse en un marco incomparable. El río Matarraña ha labrado un paisaje singular, donde podemos encontrar bien conservados: lecho, aguas, escarpes, bosque de galería y bosque mediterráneo. Naturaleza espléndida, aciertos sostenibles que generan una biodiversidad de incalculable valor.

El camping PortMassaluca se ubica, justo, en la confluencia del Matarraña y el Ebro, a la orilla de una amplia masa de agua, bajo los escarpes fluviales más impresionantes de la zona. Entre sus paredes de piedra sedimentada, podemos encontrar una colonia de reproducción del buitre leonado y una de vencejo real, muy bien nutrida; también el halcón peregrino se reproduce en este paraje. Desde el restaurante y la terraza, es posible vislumbrar las entradas y salidas a los nidos de estas especies; si la época es propicia, el intrépido martín pescador, descansado en alguna de las barcas o posaderos próximos al embarcadero, nos deleitará con sucesivos picados en busca de peces.

En definitiva, ofrecemos un paraje que permite al viajero observar diferentes especies en un mismo día; mostramos un territorio donde asegurarse el avistamientos de una gran variedad de especies a lo largo de todo el año. Los más aficionados podrán obtener listados realmente impresionantes. La diversidad de ecosistemas y su configuración en mosaico es lo que hace de este pequeño rincón un gran lugar para los amantes de las aves y de la naturaleza.

La zona es recomendable en cualquier época del año, pero, sin lugar a dudas, la más activa, para el avistamiento de aves, coincide con el periodo reproductor y con los pasos migratorios: desde el inicio del otoño hasta la primavera. No obstante, este enclave natural resulta especialmente interesante por las grandes rapaces; el invierno es, pues, un buen momento para observar paradas nupciales de buitres leonados y águila real, también para descubrir los cantos de los búhos reales.

¿Qué aves podemos observar en el Matarraña?

Las rapaces, sin objeción, constituyen el principal atractivo de esta zona. Buitres leonados, alimoche común, águila real, águila perdicera, águila calzada, milano negro, busardo ratonero, halcón peregrino y cernícalo vulgar, serán fácilmente detectados; pero, sin lugar a dudas, la estrella del cielo es el águila perdicera (Aquila fasciata): especie muy sensible, que acostumbra a sobrevolar la zona para dirigirse a sus lugares de caza preferidos.

En río podemos encontrar garzas (real, imperial, garcetas común y grande, avetorillo), cormoranes en invierno y patos, como el ánade real, durante todo el año; al igual que el zampullín chico otras especies, como las gaviotas, aparecen y desaparecen en función de la época del año.

En el bosque de ribera o de galería la variedad de pequeños paseriformes, a lo largo del año, es grande: páridos, fringílidos, currucas, mosquiteros, zorzales, mirlos, oropéndola, escribanos... También podremos detectar al gavilán común, acosándolos; pájaros carpinteros como el pito real, el pico picapinos, el escurridizo pico menor o el siempre bien camuflado torcecuellos, por citar algunas de las especies más relevantes.

En las pinedas y matorral mediterráneo nos encontraremos el herrerillo capuchino; las currucas mirlona, carrasqueña y rabilarga; con algo de paciencia, en lugares adecuados, alguna discreta tomillera. También observaremos a los alcaudones: común y meridional. En verano, el cuco y el críalo se dejarán sentir, más que observar, pero con un poco de práctica enseguida darás con ellos. Collalba rubia, tarabilla y cogujadas, en espacios más libres de vegetación arbustiva serán quienes te sorprendan a cada paso. En las construcciones prestaremos atención a estorninos, gorriones chillones y algún descarado mochuelo que, seguramente, ya hace rato que nos está observando detenidamente.

Si alzamos la vista a los escarpes, esas paredes rocosas esculpidas por el río a lo largo del tiempo, a aparte de las rapaces ya mencionadas, detectaremos: roqueros solitario y rojo, collalba negra, búho real, avión roquero, vencejo real, y en invierno, con un poco de suerte, el treparriscos.

Divisar aves en el Matarraña no es un quehacer difícil. Afortunadamente, contamos con una gran variedad de ecosistemas; lo cual nos facilita la tarea de observar las aves más representativas que habitan y visitan la Península Ibérica. Para los aficionados a la ornitología resulta una zona de visita obligada.

Posiblemente lo expuesto sea suficiente para que un enamorado de las aves y de su medio consiga registrar, entre sus experiencias, una jornada de campo memorable. Y si os parece poco..., aún quedan sorpresas: en vuestra búsqueda de aves rupícolas quizá se intercepte una cabra montesa; mientras observáis acuáticas en el río, tal vez una discreta nutria decida una aparición fugaz.

Sin recorrer largos trayectos, con los servicios del Camping PortMassaluca a vuestra disposición, podréis estrenar vuestra libreta de campo con las primeras observaciones o ampliar esa otra que lleváis siempre con vosotros en la mochila.

Servicios ornitológicos

Desde el camping podemos coordinar los siguientes servicios profesionales de ornitología:

  • Servicio de observación con guía para un máximo de 8 personas, incluye telescopio y explicaciones sobre la biología de las especies observadas.
  • Servicios a medida y localización de especies para profesionales, máximo 3 personas.

* Para solicitar presupuesto, enviar correo a book@camping-portmassaluca.es

Otros servicios para realizar observación

En el camping tenemos servicio de embarcaciones y kayaks. Estos últimos muy discretos y funcionales para recorrer todo el Matarraña.